miércoles, 5 de noviembre de 2014

La Coca Cola, un aliado contra el cáncer



¿Morir joven de cáncer o viejo de diabetes?

Botellas de Coca-Cola 

Lo que para muchos es un simple refresco, para otros es una fuente de investigación. Mientras algunos la acusan de ser una bebida que produce obesidad, diabetes, acorta la vida e incluso provoca adicción; de vez en cuando también salen artículos alabándola.



Hace 128 años se patentó una bebida que se iba a comercializar como una medicina. El farmacéutico John Pemberton pretendía dosificar coca a modo de jarabe ya que pensaba que ésta tenía la propiedad de alargar la vida. En pocos años se convirtió en el refresco más consumido del mundo lo que ha propiciado muchas investigaciones basadas en él, dando resultados sorprendentes y contradictorios como los que se explican a continuación.

Algunas investigaciones demuestran que el consumo habitual de bebidas azucaradas podría estar vinculado con el envejecimiento del ADN. Aquellas personas que toman al menos una lata diaria de estas bebidas tienen una edad genética 4,6 años superior a su edad real (por ejemplo, una persona de 21 años, tendría genéticamente 25 años y 7 meses).

Un estudio publicado en American Journal of Public Health encontró que sobre los 5.309 adultos encuestados, aquellos consumidores habituales de bebidas refrescantes tenían más cortos los telómeros (algo así como tapas protectoras del ADN que se encuentran en los extremos de los cromosomas).

Una noticia desarrollada por el Dr. David Jockers de Georgia explica como un consumo excesivo de glucosa puede interferir con la asimilación de la Vitamina C. Esto es debido a que el receptor Glut-1 (que activa la respuesta de insulina para permitir que la glucosa y la vitamina C entren en las células) puede bloquearse por el exceso de glucosa ya que ésta tiene mayor afinidad por el receptor de la insulina. Por lo que una ingesta abusiva de glucosa provocará una menor cantidad de Vitamina C en sangre, pudiendo ocasionar  enfermedades como el escorbuto.

Pero no todo es negativo, en Toxicology Letters se ha publicado un artículo de Marcos Mateo Fernández procedente de la Universidad de Córdoba. Este estudio se ha realizado mediante ensayos in vivo en lo que se conoce en el laboratorio como un “organismo modelo”, en concreto con la mosca Drosophila melanogaster y con  la línea celular HL-60 de leucemia humana. Se ha probado que la Coca-Cola protege frente al daño oxidativo (aumenta la vida del organismo modelo) y tiene un papel importante en la inhibición del crecimiento de células tumorales. En estos ensayos se han evaluado las capacidades que se muestran en el siguiente esquema. 


Queda probado que tanto la Coca-Cola normal como la Coca-Cola sin cafeína tienen efectos antioxidativos y quimiopreventivos en el laboratorio. 

Coca-Cola sin cafeína

Coca-Cola normal

La Coca-Cola ha sido siempre objeto de numerosas investigaciones. Pese a los contradictorios resultados de estos estudios seguimos consumiéndola. Ahora que se empiezan a demostrar sus beneficios ¿aumentará su consumo?

Este estudio mantiene la incertidumbre sobre la ventaja de un consumo esporádico de Coca-Cola sin eliminar los inconvenientes demostradas del consumo habitual. Será la población, en sus hábitos de consumo, la que demuestre los efectos reales de esta bebida a largo plazo.

Referencias:

Todas las imágenes han sido tomadas de Google Imágenes
(último acceso 06/12/2014)


Celia Hernández Rentero
Almudena Parejas Barranco

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada