lunes, 2 de noviembre de 2015

Hamburguesas negras y helados azules

[1]
Suena el despertador y nos tomamos una tostada con tomate, de un color rojo que le da muy buena pinta. 

Salimos de casa y a no ser que el tiempo no acompañe (o que tengas que madrugar tanto que aún es de noche) vemos un cielo azul precioso. 

¿Pero a qué se debe que muestren un color u otro? Aquí encontrarás la respuesta.




La percepción del color en el ojo humano se produce en unas células encontradas en las retinas denominadas conos.

Hay tres tipos de conos: los que captan la luz roja, la verde y la azul. Con su combinación podemos percibir toda la gama de colores; por esto se considera que la visión humana es tricromática.

Nuestro mayor foco de luz es el sol. Y este emite a diversas longitudes de onda. Nuestros ojos solo reciben una mínima parte de ellas, que conocemos como espectro de luz visible. Este abarca todos los colores que somos capaces de percibir, y basta con pasar una luz blanca en un prisma para verlos.

Imaginemos el cuerpo azul que recibe la luz del sol. El cuerpo sería azul porque absorbe todas las longitudes de onda emitidas por la luz solar, menos la correspondiente al azul (427-476 nm), como vemos en la imagen [2].

 [2]
El color que reflejen se deberá a los compuestos químicos que los objetos en los que nos fijemos contienen. Aquí vemos  algunos ejemplos.

[3]
NEGRO
Hace unos días hemos visto como una famosa compañía de comida rápida ha lanzado una hamburguesa con el pan de color negro. ¿Magia?  ¡No! Química.

En paises como EEUU se han utilizado colorantes artificiales para la producción de estas hamburguesas.
Un ejemplo de colorante artificial negro es el negro brillante (E-151). 
En Japón se ha utilizado tinta de calamar, colorante natural cuyo color negro se debe a la presencia de melanina, compuesto químico responsable también de que seamos más o menos morenos según la concentración de esta que tengamos en la piel.


[4] Azul brillante FCP
AZUL
Antes mencionamos el cielo. Su color característico se debe a la presencia de ozono, el mismo que nos protege de los rayos ultravioleta. Al incidir el sol en esta molécula en altas concentraciones presenta un color azulado.

Si te has tomado alguna vez un helado de pitufo (o de nubes) habrás supuesto que este no lleva pitufos en su composición. El color celeste se debe a la presencia de colorante azul brillante FCP (E-133), que suele usar también en caramelos y dulces. Este colorante no se digiere por lo que al reaccionar con los ácidos de biliares durante la digestión origina heces de un color verdoso.

VERDE
[5] Clorofila
Que preciosa es Asturias, con su vegetación frondosa y verde. Aunque bueno, tampoco hay que irse tan lejos. Aqui también puedes maravillarte con los numerosos olivos y su verde intenso.

Como seguramente sepas, esto se debe a la presencia de la clorofila.
Las clorofilas son una familia de pigmentos de color verde que se encuentran en las cianobacterias y en todos aquellos organismos que contienen cloroplastos en sus células, lo que incluye a las plantas, alas que permite absorber energía a partir de la luz solar.


[6]
NARANJA
¡Vamos a tomarnos un refresco! Hoy nos apetece una fanta de naranja. Que fresquita y dulce está, con ese naranja intenso, pero ¿cómo conseguir este color? Pues volvemos a tener una respuesta interesante debido a los colorantes.
                                                           
Ese naranja se debe a un colorante natural: el caroteno. Los carotenoides son pigmentos orgánicos del grupo de los isoprenoides que se encuentran de forma natural en plantas y otros organismos fotosintéticos como algas, algunas clases de hongos y bacterias. Es uno de los colorantes más amplios y se conoce la existencia de más de 700 compuestos pertenecientes a este grupo.

[7] Betacaroteno
ROJO
[8]
El color rojo del carmín actualmente se prepara hirviendo las cochinillas previamente secas y pulverizadas en una solución amoniacal o de carbonato de sodio, de forma que extraer el ácido carmínico; las partículas insolubles se eliminan mediante filtrado, y la solución resultante se trata con alumbre para que el colorante precipite.

Este colorante se usa para dar color rojo o rosado a numerosos productos además de la cosmética se utiliza en industria textil, medicamentos, bebidas, alimentos o jabones. []En la industria alimentaria se le designa con el número E120.[

Otro caso interesante es el de la carne, Según el estado de oxidación en el que se encuentre el ión hierro presente en la hemoglobina de la sangre, encontraremos la carne de distinto color como bien se explica en el siguiente video de la Universitat Politècnica de València:



Como vemos, la química juega un papel fundamental en el color de todo lo que nos rodea, sea natural o añadido por nosotros para hacer, por ejemplo, que los alimentos sean más vistosos. 



Referencias:





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada