domingo, 27 de noviembre de 2016

POLVO DE MARIPOSAS


Son numerosas las veces que, casi todos, al tocar una mariposa se nos han quedado impregnados los dedos de un polvo grisáceo además de escuchar más de una historia acerca de ese polvo mágico que recubre las alas. Sin embargo, ¿qué es realmente y por qué lo tienen? En definitiva, qué funcionalidad otorga.

¿Qué son las mariposas?

Las mariposas son insectos del orden Lepidóptera. Del griego, lepis (escamas) y pteron (alas), pudiéndose traducir como “escamas en las alas”. En la actualidad se conocen más de 165000 especies siendo la Ornithoptera alexandrae hembra la de mayor tamaño. Esta especie puede llegar a medir treinta y un centímetros.  Sin embargo por qué presentan esa coloración y patrones en sus alas. Cada especie presenta un patrón único de coloración que hace posible su distinción aunque se puede dar el caso de dicromatismo sexual por el que tanto la hembra como el macho, de una misma especie, presentan  distinta coloración.

Esta puede ser debida a dos factores. el primero es debido a la presencia de pigmentos en las alas como puede ser, entre otros, la melanina. Este tipo de coloración se denomina pigmentaría. Sin embargo también presentan coloración estructural debido a la presencia de escamas en las alas cuya estructura permite reflejar la luz sobre estas.


© Antonio Jesús Chacón García

¿Qué función tiene o por qué al tocarlas y dejar ese polvo en nuestros dedos no pueden volar?

Pues bien, ese polvo mágico que tanto hemos mencionado y del cual focalizamos todas esas preguntas, no dejan de ser escamas constituidas mayormente por quitina. Se trata de un polisacárido nitrogenado, unión de dos o más glúcidos, que recubre externamente las alas de las mariposas dándoles consistencia y rigidez.  Estas escamas se colocan de forma superpuesta sobre las alas de las mariposas y son las causantes de la coloración característica de cada una de ellas debido al fenómeno físico de difracción de la luz pues, todos los motivos que se representan sobre las alas, no dejan de ser fruto de cómo estas escamas se disponen. Estas  no solo se encargan de la pigmentación de la mariposa, sino que  también son las responsables de mantener la temperatura adecuada para su funcionamiento.

(Figura 2: Estructura quitina)


Por tanto el color y el patrón de las mariposas determinan papeles tan importantes como son el de atraer pareja, anunciar su toxicidad o mal sabor, mimetizarse con especies tóxicas e imitar el medio en el que se encuentran para protegerse.

Referencias:

-      Figura 1 ©Antonio Jesús Chacón García
-      Guía de mariposas de Nuevo León Escrito por María de la Luz Sada,Allida Madero Farías



Antonio Jesús Chacón García
Mª del Mar Sempere Alcaide


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada